jueves, 18 de noviembre de 2010

El arbol de las intenciones

Esta fue otra super idea que tuvo Vinka, hace varios años, y que quiere compartir con nosotras..  La época de navidad siempre motiva deseos y propósitos, nos permite evaluar lo trabajado y conseguido durante el año y plantearnos los nuevos retos y deseos para el año siguiente.  Este espíritu me sirvió para idear "El arbolito de las intenciones", inicialmente se llamaba "El arbolito de los deseos" pero los deseos a veces se relacionan con cosas difíciles de alcanzar o que nos llegan por obra de un genio o un hada, entonces decidí cambiar el nombre por "El arbolito de las intenciones" ya que lo que quería era que cada uno escribiera el propósito en el que quería trabajar durante el año, que no lo olvidara y que un año después, pudiera volverlo a leer y darse cuenta de cuanto avanzo en su intención.  Algunos días antes de reunirme con familiares y amigos en la "novena de navidad" prepare un arbolito de icopor y lo adorne con dulces y galletas navideñas, también prepare algunos papelitos para que cada uno escribiera su propósito.  Obviamente no todos mis invitados quisieron escribir, pero quienes lo hicieron, recibieron como premio una galletita o un chocolate, era un intercambio, tomabas la galletita y en su lugar ponías tu propósito.  No hay problema para quienes no quieran escribir, solo que se pierden de un delicioso confite... 
Como el año pasado invente esta tradición, este año vamos a ver que resulta al re-leer nuestros propósitos. 

Yo no se ustedes, pero en casa la vamos a copiar y las niñas estan entuciasmadas, no se si serán los chocolates o que.

3 comentarios:

  1. Pues es muy buena idea, y mucha ilusión al ver el resultado de los propósitos, un besin.

    ResponderEliminar
  2. Mmm, como en tooodas las tradicciones de Vinka participo yo, jajaja. También escribí mi propósito y debo confesar que no lo cumplí, ya veremos qué se inventa para los niños desjuiciados que no alcanzamos la meta :(.

    ResponderEliminar
  3. Yo no escribo propositos...porque cada día para mi es un nuevo reto y no podría con la carga de los propositos...
    Pero es verdad que intento ser mejor cada día y ese es un proposito que deberiamos adueñarnos todos, así el mundo seguro que no sería tan gris a veces¡¡¡¡
    Pero vamos que si para poder cojer una galletita de esas que dices que son maravillosas.... hago un testamento si hace falta ja jaj aj

    ResponderEliminar