domingo, 21 de noviembre de 2010

¿Por qué la Navidad dura 12 días?

El décimo día de Navidad mi amor sincero me envió
Doce caballos saltando, once damas danzando,
diez gaiteros tocando, nueves tambores redoblando,
ocho mozas ordeñando, siete cisnes nadando,
seis ganzos empollando, cinco anillos de oro,
cuatro pájaros negros, tres gallinas francesas,
dos tórtolas y
una perdiz en un peral.

Según Desmond Morris, todos conocemos estos versos, yo sinceramente nunca los escuche. Pero es la introducción para explicar el porque de los doce días de Navidad. Según la tradición esa cantidad de días precisaron los Tres Reyes para dar con el paradero del Niño Jesús. Su arribo el duocécimo día dio lugar, muchos siglos después, a la creación de la Fiesta de Epifanía. Celebrada primero en Francia, en tiempos medievales, luego se difundió en el mundo entero.
Tiempo atrás la Navidad duraba mucho más, pero luego tuvo lugar un movimiento para hacer que los labriegos regresaran a sus labores con mayor premura, y en consecuencia la etapa festiva fue acortada de modo de concluir la Duodécima Noche, el 6 de enero. El lunes inmediantamente posterior se lo llamó el Lunes del Arado por ser el momento en que se esperaba a los labriegos de regreso a sus faenas.

3 comentarios:

  1. Que buenos versos, yo tampoco los conocia, un besin.

    ResponderEliminar
  2. Achh, siempre pensando en la productividad y no en la felicidad de las personas, nada cambia :(. Yo quisiera que la Navidad fuera máaaas larga.

    Y tampoco conocía los versos, tal vez en Europa si suenan.

    ResponderEliminar
  3. Aqui en Europa... tampoco ja jaj aj

    La verdad es que me imaginaba que eran doce días porque es lo que tardarón los reyes en llegar, pero vamos a mi se me hacen muy, muy, muy cortas¡¡¡
    Pero solo hay una solución es vivirlas con intensidad para que nos carguen bien las pilas para todo el año¡¡¡

    ResponderEliminar